¿Rediseñando tu sitio web? No olvides el posicionamiento web!

Buenas tardes amigos, si estás pensando en rediseñar tu sitio web, recuerda que no debes olvidar el posicionamiento web!

Hoy os voy a comentar algunos pensamiento que debes tener en cuenta antes y después del lanzamiento de un nuevo sitio web para asegurarnos una transición sin problemas.

Así que, si vas a rediseñar y/o relanzar tu sitio web. ¡Felicitaciones!

Posicionamiento web

Sin duda es una tarea importante pero antes del relanzamiento, es posible que desees realizar una auditoría SEO, sólo para estar seguro.

Una auditoría SEO adecuada identifica potenciales errores de optimización SEO antes del lanzamiento, lo que te dará tiempo a resolver los problemas antes de reemplazar tu sitio web actual.

A diferencia de una auditoría general de SEO, una auditoría para un sitio que va a ser rediseñado es diferente.

Ya que habrá que localizar y comparar los errores en el nuevo sitio antes de ser lanzado.

Pre-lanzamiento y post-lanzamiento

Vamos a dividir la explicación en dos partes principales: pre-lanzamiento y post-lanzamiento.

Auditoría previa al lanzamiento

Aunque no rediseñó todos los sitios web yo mismo, he trabajado con muchos clientes que se dedican a las empresas de diseño web.

Por lo que muchas veces, me encargan a mí la realización de su campaña de posicionamiento web.

Lo mejor es esperar a que el rediseño esté terminado, para empezar con la auditoría ya que es necesario que el sitio esté online.

Un vez realizada la auditoria SEO y localizados los errores, se procede a corregirlos y optimizar la web para una correcta transición.

Una auditoría previa al lanzamiento debería cubrir como mínimo:

  • Análisis de Google Analytics (1 mes)
  • 1 Revisión técnica
  • 2 Revisión del contenido
  • 3 Revisión de enlaces
  • Benchmarking

Algunas auditorías pueden ir más allá de estos cinco puntos, pero estos son los esenciales para empezar.

Análisis de Google Analytics

Al relanzar el nuevo sitio web, deberás asegurarte de que su análisis se realiza correctamente.

Sería terrible perder datos de años, sólo para descubrir más tarde que el análisis no era coherente!

Si una redirección 301 no se realiza correctamente, el contenido antiguo se perderá y con él el trabajo SEO realizado.

Habrá que estar atentos a las páginas de error 404 y su procedencia.

1 Revisión técnica

Los problemas técnicos pueden realmente dar dolores de cabeza.

El mayor problema a la hora de rediseñar un sitio web, es el código que se va a emplear.

Muchas veces los nuevos efectos web son los causantes de la mayoría de errores SEO.

Y el mayor problema de esto es el tiempo de carga. Y Google empezará a penalizar por ello.

Ya se conocen casos de páginas web que a causa de una mala gestión con su campaña de posicionamiento web, han perdido más del 15% de su tráfico orgánico proveniente de Google.

Muchas veces el causante del aumento en los tiempo de carga, ha sido el cambio de CMS.

Lo recomendado es realizar test de carga con la herramienta Google page insights.

2 Revisión del contenido

Uno de los problemas comunes que me he encontrado en los sitios web es el tamaño de las imágenes.

Todos tenemos claro que una imagen de calidad siempre será más aceptada que una imagen de mala calidad.

Pero hoy en día no hace falta sacrificar la calidad por la velocidad, tenemos muchos plugins y APIs que pueden ayudarnos.

Cuando se realiza la auditoría SEO y se localiza un problema en la carga por culpa de la imágenes, deberemos utilizar una herramienta para reducir su tamaña sin perder calidad.

Como he dicho, hay mucho plugins y servicios APIs que se encarga automáticamente de optimizar las imágenes de nuestro sitio.

3 Revisión de enlaces

Aquí es donde entran en juego la famosa redirección 301, la cual ya os hablé en un artículo anterior.

Redirección 301

Redirección 301 Qué es y cómo crearla correctamente

Buenas amigos, hoy vengo a hablaros de como hacer correctamente una redirección 301. Un poco de historia, razones para usarlas y ejemplos prácticos.

0 comentarios

Al cambiar de nombre de dominio, deberemos asegurarnos de que todo el trabajo del viejo dominio pasa al nuevo.

Para ello, deberemos asegurarnos de que en la auditoría SEO se optimizan los enlaces antiguos con los nuevos.

Una mala optimización de los enlaces, puede causar la pérdida de contenido antiguo y posicionamiento web en algunas palabras clave.

También se deberán revisar los enlaces internos y reemplazar los rotos por redirecciones 301.

Benchmarking

Finalmente, habrá que revisar durante un tiempo la consola de Google WebmasterTools.

La revisión deberá centrarse en los posibles errores en sitemaps, errores en robots.txt y errores 40x y 50x.

Auditoría posterior al lanzamiento

Después de que el nuevo sitio web está online, tendrás que supervisar de cerca su actividad para ver si hay cambios en el tráfico orgánico y las clasificaciones.

Me gusta realizar escaneos todos los días durante unas dos semanas para asegurarme de que todo se mantiene correctamente.

Comparando datos diarios con mi punto de referencia y buscando señales de posibles errores que afecten al tráfico orgánico.

Si comienzas a ver bajas o pérdidas, diagnostica el problema rápidamente.

¿Una página ha dejado de recibir tráfico orgánico?

Comprueba la redirección 301 para esa página.

¿Han caído ciertas páginas en tráfico orgánico o ranking en comparación con el punto de referencia?

Determinar qué cambios ocurrieron en esa página – ¿podría ser la velocidad de carga de la página, el tamaño de la imagen o error de código?

Si quieres que te eche una mano con el posicionamiento web de tu página, puedes ponerte en contacto conmigo utilizando mi formulario de contacto.

Espero que este artículo te haya orientado sobre el tema.